¿Quiénes somos?

Luego de casi treinta años de trabajo en óptica y teniendo en cuenta la forma en que se dañan los cristales por causa de limpieza tras limpieza, un día me propuse lograr una solución que fuese lo más simple posible, sin descuidar la calidad. La premisa era no usar alcohol, amoníacos ni abrasivos ya que éstos son los causantes de los daños en las lentes. Luego de varias pruebas e intentos… ¡Lo logramos! Obtuvimos la fórmula exacta.
Entonces, decidí que lo probaríamos un tiempo considerable, que fueron casi cuatro años, limpiando todo tipo de materiales y probando con distintos tratamientos hasta que nos convenciéramos nosotros mismos de tener el mejor líquido de limpieza.
En ese momento comprendimos que estábamos listos para salir al mercado. En pocas palabras, estamos convencidos de que ofrecemos la mejor opción y creemos que eso se transmitirá a los usuarios. Nuestra historia no termina ahí, seguimos trabajando en nuevos desarrollos para lograr una visión más segura.
José María Hugo Pedrozo
JM Cleaner